Buscar en esta Web

opciones de busqueda
 

CAMPS LEGALIZÓ EL CATALAN Y EL CATALANISMO

AUTOR: BALTASAR BUENO

(Nomes versio en Castellà · Solo versión en Castellano)

 
 El presidente Francisco Camps, PP, legalizó el catalán y el catalanismo, vendió la entrañable Lengua Valencia al PSOE y a los catalanistas, lo contamos en nuestro suplemento especial ‘AVL, historia de una traición’, que pueden leer cuando quieran, porque está colgado en nuestra página web, en nuestra muy visitada edición electrónica en internet de Valéncia hui.

 Este periódico nació para defender todo lo valenciano y, cómo no, nuestras sagradas señas de identidad, de las que destaca como más entrañable la genuina Lengua Valenciana, la que malbarataron y pusieron a los pies de los caballos de los catalanistas Eduardo Zaplana, primero, y Francisco Camps, después. Por eso Camps no nos puede ver ni en pintura y desde antes de nacer este periódico dispuso todo para hacernos la vida imposible, despreciándonos y marginándonos, discriminándonos en todo, negándonos el pan y la sal y por eso lo hemos denunciado a los Tribunales, porque está empleando dinero público de todos los valencianos para comprar favores propagandísticos partidistas a medios informativos de capital vasco, catalán y madrileño, excluyendo de la publicidad institucional y de la compra de periódicos al único periódico de capital netamente valenciano existente en toda la Comunitat Valenciana que es Valéncia hui.

 ¿Por qué quiere que Camps silenciarnos, que nos callemos, que desaparezcamos del mapa?

 Porque él fue, siendo conseller de Cultura, quien pactó la composición de la Academia Valenciana de la Lengua y entregó al PSOE y a los catalanistas 17 de los 21 académicos, que debían componerla. Es decir, que teniendo mayoría parlamentaria el PP, le dio la mayoría política al PSOE en la AVL. Y porque fue el propio Camps, siendo ya presidente de la Generalitat, quien introdujo a la AVL dentro del Estatuto de Autonomía, tras un pacto con Joan Ignasi Pla, secretario general del PSOE.

 Rebobinemos. En 1996, mediante el Pacto de Reus, Zaplana y Pujol, a exigencia de Pujol e imposición de Aznar, acuerdan crear la Academia Valenciana de la Lengua, bajo la tutela del Instituto de Estudios Catalanes. En 1997, Les Corts Valencianes encargan al Consell Valencià de Cultura, que dictamine sobre “la naturaleza de la lengua”.

 En 1998, mes de junio, es aprobado dicho dictamen, y en septiembre es aprobada la Ley de la Academia Valenciana de Cultura. El conseller de Cultura, Francisco Camps, es encargado de constituir la AVL, mediante un pacto con el catalanista Instituto Interuniversitario de Filología, controlado por la catalanista Universidad de Valencia, y el Instituto de Estudios Catalanes. En el acuerdo, Camps entregó 17 de los 21 académicos, la mayoría, a los catalanistas, casi todos ellos pertenecientes a su vez al Instituto de Estudios Catalanes.

 En 2001, el PP y el PSOE se ponen de acuerdo con los nombres que han de llenar los puestos de académicos repartidos y es el propio Camps quien hace las listas, sumiso a lo que quiere Jordi Pujol y los catalanistas, y quien se encarga de engañar a la Real Academia de Cultura Valenciana.

 En 2005, 8 de enero, en el domicilio del ex presidente del Parlament de Catalunya, Esteban González Pons, enviado por Zaplana y Camps, pacta con el ex de Terra Lliure Bargalló el contenido del ‘dictamen sobre la naturaleza de la lengua’, que aprobó la AVL el 9 de febrero siguiente.

 El dictamen hablaba de ‘lengua comuna’ y González Pons, para que colara mejor en Valencia, pidió que se dulcificara la denominación y se hablara de ‘llengua compartida’. En 2006, siendo presidente Camps pacta con el PSOE e incorpora la Academia Valenciana de la Lengua en el Estatuto de Autonomía, convirtiéndola en institución estatutaria, según consta en el artículo 6º del nuevo texto estatutario, en el que además se legaliza el catalán en el territorio autónomo valenciano donde se habla de que en España existen “dos denominaciones igualmente legales para la lengua: valenciano y catalán”.

 De esta forma, la AVL, adscrita a la Conselleria de Presidencia, que dirige el inefable y también catalanista Vicente Rambla, tiene rango normativo y puede dictar normas de obligado cumplimiento, al menos en el ámbito de lo oficial, gracias al pacto PP y PSOE y la urdidora mano de Francisco Camps, a quien de momento sólo le queda el cartucho de la Fórmula 1 para marear la perdiz.

 Por el citado pacto, regalo de Camps al PSOE, en la persona de Joan Ignasi Pla, cualquier asunto que afecte a la AVL ha de ser tomada por las 3/5 partes de Les Corts Valencianes, por lo que el PP nunca podrá hacer nada, tiene las manos atadas, si no es con consentimiento del PSOE, que es catalanista por vocación y oficio.

 En resumen, Camps, el PP, ha blindado a la catalanista AVL y ha puesto el sagrado tesoro de la Lengua Valenciana en manos de los catalanistas para siempre.

 
¿ QUÉ PODEMOS HACER PARA EVITAR LA DESAPARICIÓN DEL VERDADERO IDIOMA VALENCIANO ?

Hablar con orgullo en el genuino Valenciano que cada uno aprendió de sus padres.
Y continuar hablándolo a los hijos, nietos, sobrinos y niños en general para mantener encendida la llama de la Lengua Valenciana de una generación a otra.
(Leer más CONSELLS PERA POTENCIAR L'IDIOMA VALENCIÀ)

2005 © Idioma Valencià

 

http://www.idiomavalencia.com INDEX DE PREGUNTES EN VALENCIÀ INDEX OF QUESTIONS http://www.idiomavalencia.com